miércoles, 23 de mayo de 2012

Pescado al horno con patatas


INGREDIENTES (para 3 personas)

2 lubinas
2 lomos de merluza
Patatas rojas para cubrir la bandeja del horno
1 cebolla tierna
3 tomates de rama
Aceite, azúcar, sal y pimienta verde

UTENSILIOS:

Cazo para freír
Bol con agua
Tabla y cuchillo para cortar
Pinzas
Rallador
Platos
Papel vegetal para el horno
Papel de cocina absorbente

PROCEDIMIENTO:

En esta ocasión el pescado lo tenía congelado así que en primer lugar debemos sacar el pescado y dejarlo la noche antes en la nevera (si tenemos suficiente previsión) para que se vaya descongelando o bien en la encimera un rato antes de empezarlo a preparar si no somos tan previsores, nunca lo paséis por el microondas, empezará a cocinarse!!! Será muy importante que una vez el pescado esté descongelado lo sequemos muy bien con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de agua. Como veis preparé lubina y merluza, para este plato podéis utilizar el pescado que más os guste, el que encontréis en la pescadería, el que esté de oferta... A mi me encanta la dorada, aunque en esta ocasión no tenía. Si tenéis dudas sobre que pescado utilizar preguntarle al dependiente si el que os gusta es apto para cocinar el horno.

Es muy importante para que el pescado absorba todo el sabor y quede más gustoso, salpimentarlo tiempo antes de cocinarlo. Así que si hemos sido previsores y tenemos ya el pescado descongelado o bien lo hemos comprado fresco, antes de empezar a preparar lo demás le echamos un par de gotas de aceite a cada lomo de pescado y los salpimentamos. Así irán cogiendo sabor y evitaremos que queden sosos.

Para empezar a hacer las patatas debo decir que hay tres formas para prepararlas, una que lleva mucho rato  pero menos trabajo, otra que lleva trabajo pero es bastante rápida y otra que lleva bastante más trabajo pero queda muy buena.

La primera: cortar las patatas a rodajas y ponerlas en crudo directamente en la bandeja del horno, meter la bandeja en el horno tapada con papel de aluminio y esperar que vayan cociendo. Tarda bastante.
La segunda opción: cortar las patatas a rodajas, colocarlas en el lekué y pasarlas unos minutos por el microondas para que se cocinen y luego solo hará falta un golpe de horno junto con el pescado para que se terminen de cocer y tostar un poquillo.

En esta ocasión escogí la tercera opción: freír las patatas antes de colocarlas en la bandeja de horno. Os cuento paso a paso. En primer lugar debemos poner a calentar un cazo con aceite (yo tengo uno con una red metálica para que no se pierdan los ingredientes por el aceite y sean más fáciles de recuperar) mientras vamos lavando, pelando y cortando las patatas en rodajas. Como podéis ver, he puesto en utensilios "bol con agua" esto es para lo siguiente: como el cazo-freidora es pequeño y no quiero amontonar las patatas para que no se peguen entre ellas, a medida que voy cortando las rodajas de patata las introduzco en el bol con agua para que no se oxiden, y luego poco a poco las voy sacando para ir friéndolas en poca cantidad. El objetivo de freír las patatas no es que queden completamente hechas, sino que es hacerlas un poco (hasta que estén blancas y blanduchas) y que luego en el horno se terminen de hacer con el juego del pescado, el tomate y la cebolla y queden bien crujientes. Una vez están medio hechas, se deben retirar del aceite, pasar por papel absorbente para retirar el exceso de aceite, colocarlas en la bandeja de horno previamente preparada con papel vegetal, y salarlas.

Cuando estén todas las patatas colocadas en la bandeja, rallamos los tomates. Antes de colocar el jugo, debemos ponerle una pizca de sal y otra de azúcar para evitar la acidez. A continuación cortamos la cebolla a tiras finas (a mi me gusta que la cebolla quede al dente así que la coloqué directamente sobre la bandeja, pero si no os gusta debéis pasarla previamente unos minutos por el microondas o bien por la freidora para ponerla pre-cocinada como hemos hecho con las patatas). Cuando tenemos todos los ingredientes preparados los repartimos por toda la bandeja y ya lo tenemos listos para hornear.

Precalentar el horno a 180º y una vez todo listo, cocinar el pescado entre 10-20 minutos dependiendo del grosor de los lomos de pescado y del grosor de las patatas.

Es un plato ideal para quedar bien si tenéis invitados sin tener que estar en pleno "caos-cocinil" cuando lleguen ya que podéis dejarlo todo listo y cuando sea la hora de comer simplemente deberéis meterlo en el horno 15 minutillos aproximadamente y servirlo caliente.

Sugerencia: añadirle unas gambas encima de las patatas, les da un gusto exquisito!

2 comentarios:

  1. Tenéis un blog que da gusto!!! Felicidades!

    Un dia que volváis a preparar el pescado fileteado al horno, una vez salpimentado,y con el poquito de tomate por encima o incluso un poco de ajo y perejil, espolvoreadlo generosamente con pan rayado y rociadlo con jugo de limón y aceite, y después hornead. Ya me diréis. :)

    Felicidades de nuevo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Trini!! Llevamos unos días que no paramos (eso es bueno) y no tenemos ni tiempo, práticamente, para el blog (eso es malo!).

    Tomamos buena nota de tu propuesta para la próxima vez que hagamos esta receta. Aunque con estos calores apetece poco encender el horno!

    Esperamos seguir viéndote por aquí ;)

    ResponderEliminar